GK University - шаблон joomla Создание сайтов

陳式太極拳鍛煉要領之一胸腰折疊

El pliegue y despliegue del torso y de la cintura: uno de los aspectos principales del entrenamiento en el estilo Chen de Taiji (1ª PARTE)

Por el maestro Mahong (馬虹), traducido por Manuel J. Moreno G. (馬弩)
Escuela de Medicina clásica china de Barcelona 01.2014

[Dedicado a los compañeros que practican el estilo Chen deTaiji, y a los alumnos de medicina clásica que buscan integrar el entrenamiento marcial con la teoría y las prácticas médicas, tanto de la acupuntura como del tuina.]

El ‘pliegue y el despliegue del torso y de la cintura’ es uno de los movimientos más representativos e importantes del entrenamiento del estilo Chen. Subraya la importancia de tomar el dantian 丹田----‘campo de cinabrio inferior’---- como el buje de la rueda desde el cual se transmiten la relajación y la soltura al tronco y al cuerpo, además de cumplir la función de movilizar la agilidad y la fuerza en la cadena de transmisión del movimiento. En las antiguas teorías de boxeo chino se dice que: “toda la tensión relajada tiene que localizarse en el movimiento que es transformado entre el pecho y la cintura”, y esta característica del movimiento de transformación se pone en juego cuando se pliegan y [despliegan] estas dos partes del cuerpo.

La palabra zhédié 折叠 ‘pliegue [y despliegue]’ toma por extensión unas implicaciones de doble sentido: el de ida y de venida, y a su vez de apertura y de cierre. Resulta esencial, en el momento de ejecutar el movimiento del pecho y de la cintura, coordinar los movimientos de apertura y cierre, flexión y extensión, recogimiento y liberación, y rotación y giro. El «Taijiquan biaojie» dice que: “dié implica una transformación en la cadena del movimiento. Toma como analogía la acción de ‘plegar el abanico, o de recoger y doblar el cubrecama, o cualquier pieza de ropa, para describir que durante el movimiento el torso y la cintura llevan a cabo dicha apertura y cierre, al igual que una flexión y una extensión, un movimiento a la izquierda y otro a la derecha, un recogimiento y una liberación, [en definitiva] unos cambios en espiral acompasados por movimientos conformes y disconformes. Por ello, las teorías sobre boxeo chino dicen que para “dirigirse o regresar [en un movimiento] es necesario plegar y desplegar”. Refleja que en el arte de la lucha, este tipo de fuerza por pliegue es comúnmente empleado: “gritar al este y golpear al oeste; para dirigirse a la izquierda primero tomar la derecha; o para generar potencia tomar primeramente prestada la fuerza”. El maestro Chen Zhaokui 陳照奎denominaba esta técnica “la fuerza del movimiento de la crisálida”. Tomaba constantemente la forma del avance y del retroceso de las secciones de la crisálida, la serpiente o las orugas para describir la forma en la cual se mueve el cuerpo durante la práctica del taiji. En algunas ocasiones lo llamaba igualmente “a semejanza de la serpiente”.

Chen Zhaokui añadía: “el pecho y la cintura son el ‘gran campamento de base’ del cuerpo”. Con ello, volvía a establecer una imagen y paralelismo con la función del gran general del ejército en el tablero de ajedrez chino, el gran comandante, no puede ser desplazado a la ligera y de cualquier manera. Según Chen Zhangxing 陳長興, antepasado del estilo Chen, en la transmisión genuina de las normas de los encadenamientos, la parte del tronco que corresponde al pecho y a la cintura debe mantenerse erguida y recta. Esta parte no debe inclinarse a derecha ni a izquierda, ni reclinarse hacia delante ni hacia detrás. El practicante tampoco debería oscilar la cabeza ni balancear los hombros, ni ir meciéndose de un lado para otro. Todo y ello, permaneciendo relajado, siendo ágil, y manteniendo una libertad de movimiento en la flexión y en la extensión; naturalidad en las rotaciones y en los giros, en la apertura al igual que en el cierre, y ser capaz de ‘tragar aire’ al igual que de expulsarlo. En resumen, uno debe estar alineado y centrado, y mantener la debida soltura. Recuerdo que cuando empecé a estudiar boxeo con los maestros, era a menudo reprobado porque aunque tuviese la parte superior del cuerpo bastante recta y alineada, mi pecho y mi cintura parecían una tabla de madera. Contrariamente a uno de sus sobrinos solía achacar tener ‘una cintura de serpiente de agua’. ‘contoneaba el trasero y dejaba caer la cintura, le daba demasiada vida al pecho y a la cintura. Así que, esta es una cuestión fundamental que debería investigarse, para no pasarse ni quedarse corto [en el movimiento], y ser capaz de adquirir la maestría del movimiento del pecho y de la cintura en Taiji.

1. Mecanismo fisiológico del movimiento del torso y de la cintura
Para tener clara la secuencia y las normas del movimiento del torso y de la cintura, es necesario entender primeramente, el mecanismo fisiológico de las estructuras en las distintas partes.
El torso y la cintura son una estructura troncal que sostiene todo el cuerpo y es atravesado por la columna vertebral. El espinazo forma el ‘eje central’ del cuerpo. En una persona adulta, dicha estructura está formada por 26 secciones, 7 vértebras cervicales, 12 dorsales, 5 lumbares, 1 sacra y 1 que formaría el coxis, contando con la ayuda de los discos intervertebrales, y de los ligamentos. La sección superior de la columna soporta el cráneo, y las secciones dorsales, lumbares y sacra se dividen para formar la cavidad torácica, la cavidad abdominal y la cavidad pélvica. En su estructura central contamos con el canal raquídeo, la médula, los nervios paravertebrales, y los vasos sanguíneos. Esta columna que se asemeja a una cadena, tiene la función de conectar, promover los distintos movimientos del tronco. Según la Medicina china, es la vía por la cual discurre y se comunica el dumai 督脈 ---- la vena supervisora----.
Si observamos frontalmente esta estructura, la zona lumbar y sacra es la más ancha y amplia. De ahí que el soporte del peso en esa zona baja de la columna sea mayor. Si la miramos lateralmente, las cuatro secciones ---- cervical, dorsal, lumbar y sacra---- tienen una curvatura diferente. En la zona cervical y dorsal la curvatura es convexa hacia adelante, llamada en cada caso Lordosis cervical o lumbar; mientras que a nivel del tórax la curvatura se invierte y va convexa hacia atrás, y es llamada cifosis torácica, e igualmente convexa en la zona sacra.
Respecto al movimiento de la columna, y para poner mantener y soportar la parte superior del cuerpo, la amplitud del movimiento torácico es más pequeña, mientras que la de las cervicales y de la cintura es más grande. Pero en el estilo Chen de taiji, los principios son los siguientes:
Se requiere que el vértice de la cabeza quede ‘suspendido en el punto de las ‘cien convergencias’ (baihui 百會VS-20, nomenclatura inglesa Du-20)’ por una fuerza vacía. No se debe reclinar la cabeza o inclinar demasiado la frente hacia atrás. Tampoco se permite girarla de manera arbitraria (el ‘espíritu de los ojos’, o la vista puede ojear a derecha e izquierda sin por ello tener que girar la cabeza, que rotará por el efecto natural del movimiento del torso). Así, que la amplitud del movimiento rotacional del cuello será pequeño. El tramo torácico desplegará igualmente un ligero movimiento de flexión/extensión y de rotación. La amplitud y el movimiento de apertura y cierre entre la columna dorsal y la caja torácica serán igualmente pequeños.
Así, podemos apreciar lo que llamamos ‘pliegue y despliegue del pecho y la cintura’, su núcleo radica la capacidad de movimiento y la agilidad y polivalencia de la cintura. Sigue ajustándose a las prerrogativas de los textos de boxeo chino cuando dicen: “[el movimiento] es gobernado desde la cintura”. Además dicho movimiento, toma como eje la sección lumbar, la fuerza dinámica del dantian (bajo vientre) ---- campo de cinabrio inferior----, y el ejercicio de coordinación de la pelvis. Por otro lado, el movimiento antero-posterior, o de izquierda y derecha de la pelvis, dependen a su vez de la relajación y la agilidad existente entre el acetábulo y la cabeza del fémur (es lo que se conoce como ‘relajar o soltar la cadera’ songkua 松胯. Al mismo tiempo que depende de la combinación y coordinación de los músculos de la cintura, los músculos del abdomen y de toda la espalda.
Queda pues evidente que la apertura y el cierre de la sección torácica y lumbar no pueden ser ignoradas, porque son la clave para que la fuerza de la cintura pueda transmitirse hacia los miembros superiores. Un mínimo movimiento en esta zona puede influir y aumentar la amplitud de los miembros superiores. Siendo esta la causa, los adeptos y aprendices de taijiquan lo mencionan como parte integral del movimiento del pecho y la cintura, por ello hablan de que: “toda la tensión relajada tiene que localizarse por completo en el movimiento que es transformado entre el pecho y la cintura”, este principio en sí es muy científico.
Para resumir esta 1ª parte, aquello que se conoce en taijiquan como el ‘movimiento dorso-lumbar’ o ‘la forma de plegar y desplegar el torso y la cintura’, es sostenido por toda la raquis (en forma de cadena), siendo la sección de las vértebras lumbares y el campo de cinabrio inferior el buje de dinamización de la rueda, y el eje que permite la apertura y el cierre del movimiento, a la derecha o a la izquierda. Ofrece una libertad y gran agilidad al movimiento del tronco.

Fin de la 1ª PARTE

Newsletter

Apúntate a nuestra newsletter para recibir información sobre nuestras novedades y formaciones.

 

Log in

Este usuario es válido para acceder a los distintos recursos del Campus Virtual con más permisos que un usuario público.
create an account